La red delictiva nuclear de Hugo Chávez: una amenaza seria y cada vez mayor

View this Outlook in English.

Este Panorama está disponible aquí en PDF.

No. 3, Octubre 2009

El dramático enfrentamiento que se produjo entre los países de occidente e Irán a partir del descubrimiento de una instalación nuclear clandestina operada por el régimen radical iraní genera esperanzas tenues de que es posible que Estados Unidos esté preparado para ponerse firme con otros "rebeldes" que amenazan la seguridad de Estados Unidos, como, por ejemplo, la Venezuela de Hugo Chávez. El mes pasado se reveló una conspiración de Caracas y Teherán para producir uranio en Venezuela, que disparó una serie de pantallas torpes y negativas poco convincentes que tienden a confirmar los peores temores acerca de las intenciones de Chávez[1].

La conexión del uranio no es más que la punta del iceberg, y hace años que la comunidad de inteligencia y defensa de Estados Unidos está al tanto de estas perturbadoras operaciones. La función de apoyo que cumple Venezuela en el programa nuclear de Irán podría obligar, al fin, a Estados Unidos y otros países a enfrentar la amenaza, seria y cada vez más grande, que representa el régimen de Chávez; y no sería apresurado. En la última década, Chávez ha suministrado apoyo financiero, material y político a una red mundial de organizaciones delictivas y regímenes enfrentados con Estados Unidos, desde los rebeldes nucleares de Irán hasta los narcoterroristas de Colombia. Al ofrecer uranio y combustible a Irán; efectivo y armas a los grupos guerrilleros; apoyo logístico y de lavado de dinero a narcotraficantes que abarcan desde los Andes hasta África; y apoyo de inteligencia a aliados radicalizados de todo el mundo, Chávez está librando una guerra asimétrica, usando la cocaína, el delito y el impredecible elemento nuclear.

El primer paso: reconocer la existencia de un problema

Los venezolanos fueron los primeros que subestimaron a Chávez: no prestaron la debida atención al violento golpe de Estado que dirigió en 1992 y su retórica revolucionaria divisoria. Luego, los analistas internacionales dudaron de su habilidad para llevar a cabo sus ambiciones globales. Sin embargo, Chávez demostró ser un autócrata determinado, inteligente y despiadado que ha manipulado los sentimientos antiestadounidenses para evitar toda vigilancia real de su propia y descaradamente destructiva agenda.

Desde que llegó al poder por medios democráticos en 1998, Chávez adoptó la posición diplomática ofensiva y mantuvo desorientados a los encargados del diseño de políticas de Estados Unidos distraídos o pasivos, mientras él forjaba alianzas con regímenes con ideas similares en Las Américas y en todo el mundo. Aunque el presidente George W. Bush reconoció personalmente la amenaza, su administración no pudo (y, en los últimos años, no quiso) organizar una respuesta efectiva entre los socios temerosos de la región, que no deseaban provocar al vecino rico e irascible o dar la imagen de ser sirvientes de Bush. De hecho, algunos países importantes de América Latina interfirieron a favor de Chávez y pidieron a Washington que hiciera caso omiso de sus "travesuras", argumentando que ellos tenían cierta influencia sobre su conducta.

Muchos vecinos, otrora poderosos, fueron sorprendidos desprevenidos: el hombre que alguna vez desestimaron como a un charlatán grosero está ejerciendo una influencia desproporcionada en América del Sur. Algunos que supieron ser líderes de Las Américas se vieron reducidos a actores secundarios en el escenario de Chávez. Por ejemplo, Chávez logró secuestrar la diplomacia de la región: presionó a los incompetentes funcionarios que dirigen la Organización de los Estados Americanos y logró que dejaran de lado las medidas antidemocráticas del club de caudillos de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Honduras. Con la abstención de Estados Unidos, Chávez reunió a la región para que defendiera el derecho de su títere en Honduras, Manuel Zelaya, a manipular la constitución del país y perpetuarse en el poder. Y los líderes de América Latina y África solo fueron simples accesorios en un cónclave que tuvo lugar a fines de septiembre en la Isla Margarita, Venezuela, en el que Chávez y su compinche radical Muammar Qaddafi dieron a conocer sus planes para forjar vínculos más fuertes entre África y América Latina[2].

Chávez demostró ser un autócrata determinado, inteligente y despiadado que ha manipulado los sentimientos antiestadounidenses para evitar toda vigilancia real de su propia y descaradamente destructiva agenda.

Actualmente, el gobierno de Estados Unidos y otros de la región parecen menos capaces o menos dispuestos que nunca para enfrentarse a Chávez mientras él viola límites relacionados con el delito internacional y el terrorismo, grupos radicalizados de Oriente Medio y el genio nuclear. Cuanto más esperen, más peligrosa será la trampa que Chávez y sus aliados están cavando.

El apoyo a Irán

Las riquezas petroleras de Venezuela ayudaron al país a forjar sus vínculos con Oriente Medio mucho tiempo antes de que Chávez tomara el poder. Sin embargo, inmediatamente después de asumir, Chávez utilizó la participación de Venezuela en la Organización de Países Exportadores de Petróleo para alimentar su propia agenda antiestadounidense, impulsando aumentos en el precio del petróleo y cultivando amistades estrechas con radicales peligrosos, como Saddam Hussein, Qaddafi y Mahmoud Ahmadinejad.

En los últimos años, convirtió a Venezuela en una plataforma para las operaciones y la diplomacia de Irán en el hemisferio occidental. Chávez comprometió al Estado venezolano para ayudar a Irán a desarrollar tecnología nuclear, obtener uranio, evitar sanciones de las Naciones Unidas, traficar armas y municiones y realizar muchísimos otros negocios turbios, a la vista de Estados Unidos.

En septiembre de 2005, Chávez reveló sus preferencias, cuando Venezuela fue el único miembro de la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica que votó en contra de la sanción a Irán por su programa ilegal de enriquecimiento de uranio. Un mes después, Chávez declaró su intención de desarrollar tecnología nuclear. Muchos consideraron que este plan poco viable no era más que una jugada para provocar una reacción desmedida en Washington. Bush, a quien aparentemente aconsejaron no morder el anzuelo, tuvo una reacción insuficiente y dijo que "quizás tiene sentido" que Venezuela pida ayuda para construir un reactor nuclear[3]. En los años posteriores, Chávez ha seguido avanzando en este peligroso camino. El mes pasado, durante su octava visita a Irán, Chávez declaró que Venezuela era un "aliado estratégico" de Irán[4]; el 11 de septiembre, en una entrevista publicada por el periódico francés Le Figaro, agradeció a Irán por incrementar el conocimiento especializado nuclear de Venezuela[5].

Ahora sabemos que los dos Estados sin escrúpulos llevan varios años cooperando en el área de tecnología nuclear. El 13 de noviembre de 2008, tras cinco días de consultas intensas en Caracas, los gobiernos de Irán y Venezuela formalizaron todavía más su colaboración, mediante un memorando de entendimiento para "cooperar en el campo de tecnología nuclear"[6]. Jesse Chacón, un chavista conocido por su dureza y no por su intelecto, fue designado Ministro de Ciencia y Tecnología para comandar esta tarea, políticamente sensible.

Hoy en día, Venezuela suministra materias primas cruciales para el programa nuclear de Irán que rompe con las costumbres establecidas. En los últimos años, quienes vigilan a Venezuela recibieron noticias de testigos que vieron a iraníes extrayendo uranio de manera clandestina en una sección remota del estado de Bolívar, a la que los habitantes locales no tienen autorizado el acceso y sobre la que rige la prohibición de sobrevolar para los aviones. Cuando esos informes comenzaron a ser divulgados por los medios, en marzo de 2006, Chávez los impugnó personalmente como "mentiras" y parte de un "plan imperialista"[7]. Por ignorancia (o por algo peor), el Departamento de Estado de Estados Unidos respaldó, en su propia confusión, las negativas de Chávez, diciendo: "Estamos al tanto de los informes sobre una posible explotación iraní del uranio venezolano, pero no conocemos actividades comerciales de uranio en Venezuela"[8].

Los hechos están comprometiendo a Chávez (y al Departamento de Estado de Estados Unidos): en el contexto de un estudio de minerales realizado en Guyana este año, U308 Corp, una empresa de exploración de uranio de Canadá, registró una importante fuente de uranio en la cuenca de Roraima, que se extiende a ambos lados de la frontera entre Guyana y Bolívar[9]. Se dice que el área es comparable en términos de superficie, antigüedad y composición con el mayor depósito de uranio del mundo, la cuenca de Athabasca localizada en la parte norte de la provincia de Saskatchewan, en Canadá. Actualmente en Bolívar o cerca de Bolívar, hay empresas iraníes y otras con conexiones con Oriente Medio que operan minas, una "fábrica de tractores" y una planta de cemento. Al menos dos de esas instalaciones cuentan con puertos propios en el Orinoco un río navegable, a través del cual es posible traficar uranio y otros tipos de contrabando hacia el Atlántico.

Chávez comprometió al Estado venezolano para ayudar a Irán a desarrollar tecnología nuclear, obtener uranio, evitar sanciones de las Naciones Unidas, traficar armas y municiones y realizar muchísimos otros negocios turbios, a la vista de Estados Unidos.

La "fábrica de tractores" VenIran, de Bolívar, atrajo la atenta vigilancia internacional cuando los inspectores de aduanas de Turquía interceptaron 22 contenedores destinados a las instalaciones de Venezuela, el 28 de diciembre de 2008. Si bien el contenido de los contenedores estaba clasificado como "repuestos de tractores", en realidad consistía de un "laboratorio de explosivos" y nitratos y sulfitos que podrían utilizarse para fabricar explosivos[10]. Cuando se le solicitó que explicara el envío, un funcionario de la embajada iraní de Ankara emitió un comunicado bastante poco convincente, en el que indicaba que la carga no era "nada importante"[11].

A fines del mes pasado, mientras Irán se veía obligado a admitir la existencia de una instalación de combustible nuclear, previamente secreta, en Qom, volvieron a surgir informes confiables que indican que Venezuela está suministrando uranio a Irán. (Según una versión, las autoridades británicas confrontaron personalmente a Chávez en relación con estos informes al margen de las reuniones de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York y le advirtieron en términos firmes acerca de las consecuencias que podría tener esa conducta irresponsable)[12].

A fin de minimizar estas revelaciones sobre las actividades de minería de uranio de Irán, otro acólito chavista, el Ministro de Industrias Básicas y Minería Rodolfo Sanz, explicó que Irán solo estaba realizando un estudio de la riqueza mineral de Venezuela[13]. Sin embargo, días después, Chacón emitió una negativa desesperada de la explicación de Sanz. El 25 de septiembre, presentó una tercera pantalla, según la cual la exploración de uranio se estaba realizando con el apoyo de Rusia, pero los funcionarios rusos destruyeron esa coartada cuando indicaron que "faltaba mucho" para que se realizaran dichas exploraciones[14].

Las torpes negativas del régimen de Chávez no hacen más que confirmar los importantes informes que indican que Venezuela está suministrando uranio a Irán, con lo que Venezuela pasa a ser cómplice de estas actividades peligrosas e ilegales. Además, Chávez sigue llevando adelante una enorme acumulación militar, con compras de más de US$4.000 millones a Rusia en concepto de aviones de combate, 100.000 rifles y otros equipamientos de 2004 a 2007. También se anunció un adicional de US$2.200 millones en créditos tras una visita a Rusia de mediados de septiembre. Además de la adquisición de 92 tanques T-72S, este último trato acordado con Rusia incluye misiles con un alcance de hasta 250 millas y ayuda para el desarrollo de un "programa nuclear pacífico"[15].

Si bien el importante apoyo de Venezuela a Irán es de suficientemente serio, no debemos descartar la posibilidad de que Chávez cuente con los medios y los motivos para desarrollar su propio programa nuclear, capaz de amenazar a sus vecinos inmediatos y a Estados Unidos. "Los acuerdos secretos entre Chávez y Ahmadinejad constituyen un verdadero joint venture encaminado al desarrollo de armas nucleares para los arsenales de ambos países", señaló el respetado analista Carlos Alberto Montaner. "Solo así se explican los continuos viajes, esfuerzos y desvelos de Hugo Chávez. El objetivo venezolano no es vender uranio, sino convertirse en un poder nuclear"[16].

Además de las inversiones en operaciones industriales, Irán ha creado varias instituciones financieras que pueden utilizarse para desviar dinero desde y hacia el régimen, a fin de esquivar las sanciones de las Naciones Unidas. Irán creó un "fondo binacional de inversión y desarrollo" en Venezuela, abrió sucursales en Caracas del Saderat Bank (una institución comercial iraní) y constituyó en sociedad un "Banco Internacional de Desarrollo", que es propiedad exclusiva de Saderat. Además, hay empresas iraníes que establecieron subsidiarias en Venezuela, que pueden ser utilizadas para el lavado de dinero y la evasión de sanciones.

El conocido fiscal de distrito de Manhattan Robert Morgenthau denunció estos vínculos financieros en un discurso pronunciado el 8 de septiembre de 2009 en Washington. "Lograr un punto de apoyo en el sistema bancario de Venezuela es un método perfecto para evitar sanciones", dijo, explicando que Irán podría usar sus relaciones de corresponsal con las instituciones de Venezuela para lavar fondos a través de bancos estadounidenses que no advirtieran esta situación[17].

Además de ayudar a Irán a resistir las sanciones actuales de las Naciones Unidas, la decisión de Chávez de vender 20.000 barriles de combustible por día al régimen paria, anunciada durante su visita a Irán del 6-7 de septiembre, cancelará el efecto de una de las medidas que se están contemplando para ejercer presión sobre Teherán[18]. Irán depende de las importaciones para satisfacer el 40% de sus necesidades de combustible. Al aceptar vender esos suministros, Venezuela le ofreció un salvavidas al régimen de Ahmadinejad. Los compinches de Chávez que mantienen vínculos con grupos radicalizados de Oriente Medio (Hezbollah incluido) están posicionados para utilizar sus cargos públicos y comerciales clave para amparar las actividades de Irán y otros actores sospechosos. Tarek Zaidan El Aissami Maddah, el prepotente Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia de Chávez, es descendiente de activistas sirios que eran encendidos defensores de Saddam Hussein de Irak y activistas del partido Baath de Venezuela. Antes de asumir como ministro, El Aissami se desempeñó como subdirector en la oficina a cargo de los controles de frontera, los pasaportes y los documentos nacionales de identidad[19]. También podemos nombrar a Tarek William Saab Halabi, gobernador del estado de Anzoátegui; George Kabboul Abdelnour, que dirige Bariven, división a cargo de las adquisiciones de Petróleos de Venezuela, SA (PDVSA), empresa propiedad del Estado; Imaad Saab, el embajador de Venezuela en Siria; Radwan Sabbagh, presidente de una empresa minera que opera en el estado de Orinoco; Aref Richany Jiménez, brigadier general del ejército de Venezuela que está al frente de la empresa industrial militar y es uno de los directores de PDVSA; Fadi Kabboul Abdelnour, director de planificación de PDVSA; la hermana del Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, Amin Obayda El Aissami Maddah, que es ejecutiva de la división de tecnología de PDVSA; Kamal Naim Naim, Presidente del Consejo Legislativo del estado de Bolívar; entre otros.

Venezuela funciona como centro de ingreso de Irán a las Américas, lo que permite evitar las iniciativas de control de Estados Unidos. Por ejemplo, un Boeing 747 operado por IranAir y un Airbus 340 de la empresa venezolana ConViasa realizan vuelos semanales de Caracas a Teherán, con escala en Damasco. Además, solo un mes después de que la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos clasificara a Islamic Republic of Iran Shipping Lines (IRISL) como "nacional especialmente designado" sujeto a sanciones y controles financieros, IRISL anunció que había establecido una ruta directa de envío de contenedores a Venezuela. VenIran, la "fábrica de tractores" de triste fama, es uno de los clientes de IRISL.

La conexión Caracas: un participante voluntario en el letal negocio de la droga

La ayuda y el amparo para el tráfico de drogas es un medio ingenioso para pagar a la red de clientes corruptos de Chávez y para atacar a los enemigos que se atrevieron a desafiarlo: incluidos los gobiernos de Estados Unidos, Colombia y México.

Venezuela está ubicada en el camino de las rutas de tránsito entre la región productora de cocaína (principalmente Bolivia y Colombia) y los mercados de América del Norte y Europa. Considerando los vínculos de larga data de Chávez con los grupos narcoguerrilleros que están librando una sangrienta guerra contra Colombia (principalmente, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, o FARC), no resulta sorpresivo que Chávez haya ofrecido refugio y apoyo político a estos grupos desde que tomó el poder. Algunos activistas de alto perfil de las FARC llevan muchos años trabajando de manera casi totalmente impune en territorio venezolano, incluso con protección del Estado. Cuando se encontraron armas cortas, provenientes de los inventarios militares venezolanos, en manos de los guerrilleros de las FARC en 2003, nunca quedó claro si dicho apoyo era producto de la política de Chávez o si solo se trataba de un caso de corrupción entre sus altos funcionarios de seguridad[20]. El uso que las guerrillas y los narcotraficantes hacen del territorio de Venezuela a lo largo de la frontera de 2.200 millas con Colombia fue caracterizado como "episódico", o sea algo que ocurre con frecuencia.

Si bien el importante apoyo de Venezuela a Irán es de suficientemente serio, no debemos descartar la posibilidad de que Chávez cuente con los medios y los motivos para desarrollar su propio programa nuclear, capaz de amenazar a sus vecinos inmediatos y a Estados Unidos.

Tal como el movimiento guerrillero colombiano de cuarenta años de existencia pasó de ser un movimiento armado político a un cártel de drogas a fines de la década de 1990, la alianza de Venezuela con las guerrillas se convirtió en una complicidad clara y fundamental para el contrabando de narcóticos y el lavado de fondos ilícitos mediante las instituciones financieras y empresas gerenciadas por el Estado de Venezuela.

Según un informe de la Oficina de Auditoría General de Estados Unidos (GAO, por su sigla en inglés), que citaba un informe de la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas, los flujos de cocaína a través de Venezuela se cuadruplicaron (de 60 a 260 toneladas métricas) entre 2004 y 2007[21]. No es una coincidencia que, en julio de 2005, el gobierno de Chávez expulsara del país a las operaciones de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés) e interrumpiera la cooperación en la lucha contra las drogas. A partir de fines de 2007, el gobierno de Chávez empezó a negar visas al personal de lucha contra las drogas de Estados Unidos. En septiembre de 2005, por primera vez, Bush declaró formalmente que Venezuela había fracasado de manera comprobable al momento de luchar eficazmente contra las drogas.

A medida que Colombia comenzó a ganar su conflicto contra las guerrillas, hace cinco o seis años, las operaciones de narcotráfico de las FARC salieron a la luz, al igual que la complicidad de Venezuela en estas peligrosas actividades delictivas. Según el informe de 2009 de la Oficina de Auditoría General de Estados Unidos (GAO): "De acuerdo con funcionarios estadounidenses, funcionarios públicos de Venezuela proporcionaron importante apoyo, principalmente a las FARC, lo que ayudó a sostener la insurgencia colombiana y amenaza los progresos logrados en Colombia en materia de seguridad". Los funcionarios de Estados Unidos señalan que el gobierno de Venezuela podría haber otorgado hasta US$300 millones y armas a las FARC[22]. En julio, las autoridades de Colombia revelaron que habían capturado un conjunto de armas de las FARC que incluía poderosos misiles antitanque de fabricación sueca, los cuales, según los números de serie, habían sido vendidos originalmente al ejército de Venezuela. El régimen de Chávez negó haber suministrado armas a la guerrilla[23].

Los traficantes, a fin de evitar las iniciativas colombianas, cada vez más eficaces, destinadas a negarles el uso del espacio aéreo, recurrieron a nuevas rutas, entre ellas cientos de vuelos clandestinos de transporte de drogas desde Bolivia hasta pistas emplazadas en lo más profundo del territorio venezolano. Luego las drogas se transportan por aire o mar hasta el Caribe (principalmente, República Dominicana y Haití), América Central y México, desde donde siguen su camino hacia el norte.

El 1 de marzo de 2008, las fuerzas colombianas capturaron evidencia irrefutable, los registros informáticos de las FARC que documentan el papel central que cumplieron muchos funcionarios venezolanos en las actividades de contrabando de las FARC. (En estos archivos también se describe lo que constituye prácticamente una alianza entre las guerrillas comunistas y Chávez, previa a la presidencia de este). El Departamento del Tesoro de Estados Unidos utilizó esta información para identificar a varios altos funcionarios del gobierno como narcotraficantes. Los funcionarios de inteligencia venezolanos Hugo Armando Carvajal Barrios y Henry de Jesús Rangel Silva, y el ex Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, Ramón Emilio Rodríguez Chacín, que fueron acusados de narcotraficantes, están hoy entre los confidentes y funcionarios más cercanos a Chávez[24].

Resulta interesante que Chávez esté promoviendo los vínculos entre América Latina y África mientras su régimen tiene un papel cada vez más importante en el narcotráfico, en especial en el floreciente tráfico desde Venezuela hasta África occidental[25]. Según el Informe Internacional Sobre la Estrategia de Control de Narcóticos de 2009, del Departamento de Estado de Estados Unidos:

Si bien la mayoría de los narcóticos que atraviesan Venezuela siguen destinados directamente a Estados Unidos y Europa, una proporción que crece rápidamente ha comenzado a fluir hacia África occidental y luego hacia Europa […]. Los narcóticos destinados a Europa se envían directamente a varios países de ese continente, en especial a España, o se envían a través de las costas orientales de Venezuela y el Caribe hacia África occidental, en particular a Guinea y Guinea-Bissau. Los vuelos clandestinos que salen de Venezuela son otro medio de transportar cargamentos de cocaína hacia África occidental[26].

Además de los vuelos transatlánticos que salen de Venezuela, existen barcos pesqueros que se cargan con cocaína en la Isla Margarita --el mismo lugar en el que Chávez organizó recientemente la cumbre entre América Latina y África-- o cerca de allí, antes de iniciar el viaje a través del Atlántico; la carga ilícita se transfiere a barcos pesqueros más pequeños para ser transportada a Europa o se entrega a conspiradores en muchos Estados africanos débiles y corruptos[27]. La cocaína pasa de África al mercado europeo en aviones privados o en "mulas" que viajan ya sea por tierra o en vuelos comerciales[28].

Todos estos años de no prestar la debida atención a las actividades de Chávez no lograron atenuar su conducta ni generaron apoyo multilateral para controlar la amenaza que él representa.

El creciente tráfico a Europa a través de África --que quizás representa hasta la mitad de la producción de América del Sur-- es el resultado natural del hecho de que el producto se vende en Europa a un precio casi seis veces más alto que el de América del Norte (US$85.000 por kilo en Europa, mientras que en América del Norte el precio por kilo es de US$15.000). Las consecuencias ya se sienten: tomemos por caso el asesinato del Presidente de Guinea-Bissau, João Bernardo Vieira, por parte del ejército, sospechado de tener vínculos con el narcotráfico[29]. Además, los funcionarios de seguridad de la región temen que los terroristas del norte de África, cada vez más prominentes, traten de explotar este lucrativo negocio de narcóticos para financiar sus propias actividades criminales. Por supuesto, este negocio letal y todas sus consecuencias terribles son el resultado directo de que Chávez y su régimen corrupto hayan convertido el territorio venezolano en una plataforma para este tráfico ilegal.

Un régimen hostil y sin escrúpulos

Todos estos años de no prestar la debida atención a las actividades de Chávez no lograron atenuar su conducta ni generaron apoyo multilateral para controlar la amenaza que él representa. De hecho, tratando de parecer imperturbables ante la retórica de Chávez, Estados Unidos y otros vecinos le permitieron tomar la iniciativa y crear una peligrosa red que quizás ya represente una amenaza grave a la estabilidad y la seguridad de Las Américas. Dando asilo al narcotráfico, Chávez puede socavar la seguridad de Estados Unidos, apoyar algo que se asemeja a una guerra contra Colombia, desestabilizar a México, subvertir la democracia regional y subsidiar una red de colaboradores corruptos. Su alianza con Irán y su papel cada vez más importante en el narcotráfico trasatlántico significan que Chávez pasó a actuar a nivel global y que cruzó el límite en materia nuclear.

Si bien Estados Unidos no puede contar más que con unos pocos vecinos de Las Américas para lidiar con esta amenaza tóxica, debería tomar medidas inmediatamente a fin consolidar sus vínculos económicos y de seguridad con Colombia, que es el único miembro de la región con suficiente motivación como para confrontar la amenaza de Chávez. El aparato de seguridad nacional de la administración Obama debería dar más importancia a Venezuela en su radar y trabajar con otros países responsables --quizás en el hemisferio occidental, pero sin duda en Europa occidental-- para evaluar con seriedad el reto que representa Chávez. Estados Unidos debería llamar la atención de las Naciones Unidas en relación con la función de Venezuela en el programa nuclear de Irán y advertir a Chávez respecto de las terribles consecuencias de este juego peligroso. Los organismos estadounidenses de seguridad y lucha contra el narcotráfico deberían redoblar la cooperación con los gobiernos de África y Europa dispuestos a confrontar las rutas de narcotráfico, cada vez más importantes, provenientes de Venezuela.

Por último, el presidente Barack Obama debería usar su famoso capital político para iniciar un diálogo, no con Chávez, sino con el pueblo venezolano, para que entienda que su presidente convirtió a su país en un paria internacional y está coqueteando con un desastre que podría tener un costo muy elevado. En síntesis, Hugo Chávez debería recibir --al fin-- la atención que tanto ha buscado y que tanto merece.

Roger F. Noriega ([email protected]), un funcionario senior del Departamento de Estado entre 2001 y 2005, es miembro visitante de AEI y director ejecutivo de Vision Americas LLC, que representa a clientes extranjeros y locales.

Este Panorama está disponible aquí en PDF.

View this Outlook in English.

Notas

1. Simon Romero, "Venezuela Says Iran Is Helping It Look for Uranium", New York Times, 25 de septiembre 2009.
2. "Gaddafi Proposed the Creation of a South Atlantic Military Alliance", MercoPress, 28 de septiembre de 2008, disponible en http://en. mercopress.com/2009/09/28/gaddafi-proposed-the-creation-of-a-south-atlantic-military-alliance (consultado el 7 de octubre de 2009). "Para los países de África, nuestros hermanos en América del Sur están más cerca. Compartimos los mismos intereses de liberación e ideales revolucionarios", dijo Qaddafi. "El colonialismo nos humilló, nos insultó y nos robó nuestras riquezas". Los presidentes Luis Inácio Lula da Silva de Brasil, Cristina Fernández de Argentina, Rafael Correa de Ecuador, Tabaré Vásquez de Uruguay, Fernando Lugo de Paraguay y Evo Morales de Bolivia asistieron a la cumbre de Margarita, por invitación de Chávez.
3. "Venezuela Seeks Nuclear Reactor from Argentina", WMD Insights, Diciembre 2005/Enero 2006, disponible en www.wmdinsights.info/I1/LA1_VenezuelaSeeks.htm (consultado el 7 de octubre de 2009).
4. "France Cautions Venezuela on 'Nuclear Links' with Iran", MercoPress, 12 de septiembre de 2009, disponible en http://en.merco press.com/2009/09/12/france-cautions-venezuela-on-nuclear-links-with-iran (consultado el 14 de octubre de 2009).
5. "Ma Main Reste Tendue vers Obama et Son Peuple" (Tiendo mi mano a Obama y su equipo, Le Figaro, 9 de septiembre de 2009).
6. El autor obtuvo una copia de este acuerdo, firmado el 14 de noviembre de 2008 por Gladys Maggi Villarroel, Viceministra del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, y el Viceministro de Ciencia, Investigación y Tecnología de Irán, Ali Reza Jahangirian.
7. Kelly Hearn, "Iranian Pact with Venezuela Stokes Fears of Uranium Sales", Washington Times, 13 de marzo de 2006.
8. "Ahora dicen que envío uranio para hacer bombas atómicas desde aquí, desde la Amazonia venezolana, directamente hacia el Golfo Pérsico[…]. Esto demuestra que no tiene límites su capacidad para inventar mentiras", dijo Chávez. Ver Kelly Hearn, "Iranian Pact with Venezuela Stokes Fears of Uranium Sales".
9. U308 Corp, "Why Roraima Basin", U308 Corp: The Uranium Discovery Company, disponible en www.u3o8corp.com/main1. aspx?id=10 (consultado el 7 de octubre de 2009). Ver también "Canadian Mining Company Finds Uranium in Guyana", Export.by, 6 de agosto de 2009, disponible en www.export.by/en/?act=news&mode=view&id=10206 (consultado el 9 de octubre de 2009).
10. Departamento de Estado de Estados Unidos, Country Reports on Terrorism 2008, 111º Congreso, 1º sesión, informe sobre el cumplimiento del Título 22 del Código de Estados Unidos, Artículo 2656f (Washington, DC, abril de 2009), 105, disponible en www.state.gov/documents/organization/122599.pdf (consultado el 7 de octubre de 2009).
11. Selcan Hacaoglu, "Turkey Holds Suspicious Iran-Venezuela Shipment", Associated Press, 6 de enero de 2009.
12. El autor obtuvo esta información a partir de una fuente venezolana, cuyos informes anteriores fueron corroborados.
13. Simon Romero, "Venezuela Says Iran Is Helping It Look for Uranium".
14. Fabiola Sánchez, "Venezuela Exploring Uranium Deposits with Russia: Minister", Associated Press, 27 de septiembre de 2009.
15. Daniel Cancel, "Chávez Agrees to $2.2 Billion Russia Arms Credit Line", Bloomberg.com, 14 de septiembre de 2009, disponible en www.bloomberg.com/apps/news?pid=newsarchive&sid=aq DCi6BKbDVk (consultado el 7 de octubre de 2009). El artículo dice: "Venezuela comprará 92 tanques T-72S, misiles Smerch con un alcance de 90 kilómetros (56 millas) y un sistema de defensa antiaérea S-300 Antey-2500, que incluye radar y misiles con un alcance de 400 kilómetros, dijo Chávez ayer durante su programa semanal en la televisión estatal, 'Alo Presidente'".
16. Carlos Alberto Montaner, "Venezuela Nuclear", El Nuevo Herald, 4 de octubre de 2009.
17. Robert M. Morgenthau, "The Link between Iran and Venezuela: A Crisis in the Making?" (Informe, Brookings Institution, Washington, DC, 8 de septiembre de 2009).
18. Ver "Venezuela to Export Gasoline to Iran", CNN.com, 7 de septiembre de 2009, disponible en www.cnn.com/2009/WORLD/americas/09/07/iran.venezuela.gasoline/index.html (consultado el 7 de octubre de 2009). El artículo dice: "Irán produce el 60% de su demanda interna de combustible e importa el 40% restante, según Press TV. A pesar de poseer grandes reservas de petróleo, Irán carece de la capacidad de refinería necesaria para cubrir todo su consumo de combustible interno. El sábado los líderes habían dicho que pretenden enfrentarse a los enemigos 'imperialistas' --en referencia a Estados Unidos y a otros países que se oponen al programa nuclear de Irán-- cooperando en un espectro de temas, entre ellos la energía nuclear".
19. Phil Gunson, "Chávez Appoints Radical to Head Venezuelan Passport Agency", Miami Herald, 28 de noviembre de 2003.
20. Linda Robinson, "Terror Close to Home", U.S. News & World Report, 28 de septiembre de 2003.
21. Oficina de Auditoría General de Estados Unidos , Report to Ranking Member, Committee on Foreign Relations, U.S. Senate, Drug Control: U.S. Counternarcotics Cooperation with Venezuela Has Declined, 111º Congreso, 1º sesión, GAO-09-806 (Washington, DC, julio de 2009): 5, disponible en www.gao.gov/new.items/d09806.pdf (consultado el 8 de octubre de 2009).
22. Ibíd., 12-13.
23. Charles Kraul, "Colombia-Venezuela Relations Fall Further with Rocket Revelation", Los Angeles Times, 28 de julio de 2009.
24. Departamento del Tesoro de Estados Unidos, "Treasury Targets Venezuelan Government Officials Supporting the FARC", comunicado de prensa, 12 de septiembre de 2008.
25. Un memorando confidencial de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por su sigla en inglés) indica que, según las autoridades, la mayoría de la cocaína transportada hacia África occidental se carga en barcos pesqueros. Además de un nivel significativo de tráfico marino de cargamentos de narcóticos, el informe de la UNODC indica que las drogas también se transportan mediante aeronaves pequeñas ilícitas que despegan de Venezuela y se dirigen, en especial, hacia África. Ver UNODC, World Drug Report 2009 (Nueva York, Naciones Unidas, 2009).
26. Departamento de Estado de Estados Unidos, Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley, International Narcotics Control Strategy Report, 111º Congreso, 1º sesión, informe anual elaborado de acuerdo con la Ley de Asistencia Extranjera (Washington, DC, marzo de 2009), 620, disponible en www.state.gov/p/rls/nrcrpt/2009/index.htm (consultado el 8 de octubre de 2009).
27. Según una entrevista entre el autor y altos funcionarios de la Policía Nacional de Colombia y el Ministerio de Defensa Nacional, realizada en septiembre de 2009, los cargamentos marinos ilícitos de drogas se cargan en una zona cercana a la costa noreste de América del Sur y se transfieren a barcos más pequeños en varias zonas del Océano Atlántico, exactamente al oeste de Marruecos, Guinea, Guinea-Bissau y Sierra Leona. Una cantidad significativa de cargamentos ilícitos salen de la Isla Margarita de Venezuela o de zonas cercanas y luego se transportan hacia África occidental o hacia las Islas Canarias, antes de traficarse hacia el mercado europeo mediante barcos pesqueros y aviones privados o a través de mensajeros a bordo de vuelos de aerolíneas comerciales. Algunos cargamentos van a Brasil y Argentina, y otros proceden directamente hacia Europa, principalmente a través de Portugal y España.
28. En el UNODC World Drug Report 2009 se indica: "En 2007, el 83% de los decomisos totales de cocaína realizados en África correspondieron a África occidental y África central, mientras que el 12% al sur de África, el 5% al norte de África y el 0,3% al este de del mencionado continente[…]. Los principales países de tránsito de África en 2007, en términos de cocaína incautada en otros países africanos, fueron Cabo Verde, Guinea, Malí, Guinea-Bissau, Ghana, Benín, Togo, Gambia y Nigeria, todos ellos en África occidental". Ver UNODC, World Drug Report 2009, 74.
29. Tristan McConnell, "President João Bernardo Vieira of Guinea-Bissau Assassinated by Army", The Times (Londres), 3 de marzo de 2009.

Also Visit
AEIdeas Blog The American Magazine

What's new on AEI

In year four of Dodd-Frank, over-regulation is getting old
image Halbig v. Burwell: A stunning rebuke of a lawless and reckless administration
image Beware all the retirement 'crisis' reports
image Cut people or change how they're paid
AEI on Facebook
Events Calendar
  • 21
    MON
  • 22
    TUE
  • 23
    WED
  • 24
    THU
  • 25
    FRI
Monday, July 21, 2014 | 9:15 a.m. – 11:30 a.m.
Closing the gaps in health outcomes: Alternative paths forward

Please join us for a broader exploration of targeted interventions that provide real promise for reducing health disparities, limiting or delaying the onset of chronic health conditions, and improving the performance of the US health care system.

Monday, July 21, 2014 | 4:00 p.m. – 5:30 p.m.
Comprehending comprehensive universities

Join us for a panel discussion that seeks to comprehend the comprehensives and to determine the role these schools play in the nation’s college completion agenda.

Tuesday, July 22, 2014 | 8:50 a.m. – 12:00 p.m.
Who governs the Internet? A conversation on securing the multistakeholder process

Please join AEI’s Center for Internet, Communications, and Technology Policy for a conference to address key steps we can take, as members of the global community, to maintain a free Internet.

Thursday, July 24, 2014 | 9:00 a.m. – 10:00 a.m.
Expanding opportunity in America: A conversation with House Budget Committee Chairman Paul Ryan

Please join us as House Budget Committee Chairman Paul Ryan (R-WI) unveils a new set of policy reforms aimed at reducing poverty and increasing upward mobility throughout America.

Event Registration is Closed
Thursday, July 24, 2014 | 6:00 p.m. – 7:15 p.m.
Is it time to end the Export-Import Bank?

We welcome you to join us at AEI as POLITICO’s Ben White moderates a lively debate between Tim Carney, one of the bank’s fiercest critics, and Tony Fratto, one of the agency’s staunchest defenders.

No events scheduled this day.
No events scheduled today.
No events scheduled this day.
No events scheduled this day.
No events scheduled this day.